sábado, 17 de febrero de 2018

WRATHCHILD AMERICA "Climbin' The Walls" (1989, Thrash Metal)


Nueva review y nuevo formato para las fotos, año nuevo (?). Wrathchild se originó en los ochentas en Maryland (USA) con algunos cambios de nombre (Un fantasma en toda su historia) al punto de que cuando Atlantic los contrata, unos Wratchild ingleses les comunican que o se cambian el nombre o se pudre todo. De ahí al nuevo nombre de la banda que en este debut recibe bastante publicidad del mencionado sello para impulsar este trabajo, que es sumamente interesante. Básicamente hacen thrash metal con mucha baranda a Metallica 1987-88, algo hardrockeado y con composiciones que por momentos se salen de lo convencional del género. Cuatro muy buenos músicos (En especial el baterista Shannon Larkin, inquieto, percusivo), "Climbin'..." por momentos tiene estribillos pegadizos sin ser hiteros como en "No Deposit, No Return", instrumentales con nombres como "Hernia", o más coqueteos con el rock y lo tradicional en "London After Midnight" pero... son muy personales, cuando el tema parece virar al metal, se vuelve thrash, o meten algún arreglo inspirado. "Inquietos" y tratando de ser ellos mismos pese a que las influencias se notan. La sorpresa la da el excelente cover de Pink Floyd que incluyeron ("Time") que si bien es MUY parecido al original no es un clon. El vocalista/Bajista Brad Divens posee una voz muy James Hetfield - si bien por momentos la rockea más - y eso más el sonido de los violeros Terry Carter y Jay Abbene (También muy influídos por discos como "And Justice For All...") marca la máxima fuente de inspiración. Creo que lo más interesante del trabajo es que cuando creés que los tenés agarrados te gambetean y salen con algo diferente sin meter 70 cambios de ritmo. La producción es decente, a mi gusto las guitarras en la mezcla están más relegadas y mandaron la batería muy al frente. El arte de tapa muy genérico para venir de un lanzamiento de Atlantic y luego vendría un segundo disco que estimo en algún momento comentaré. Puede que hayan salido un poco después de tiempo y eso a veces hace que por más tarasca promocional que haya tu música no sea conocida o trascienda. Eso sí: reune todos los requisitos de "Banda de culto". Quienes tengan Spotify, este trabajo y el siguiente están en la plataforma.

Calificación: (Decidí cortarla con las calificaciones, otra novedad)

jueves, 15 de febrero de 2018

HERMETICA "Acido Argentino" (1991, Thrash Metal)


Hacía rato que quería escribir sobre este segundo disco pero muy seguramente lo que vas a leer no te va a gustar. Si fuera una sección de revista yo sería "El Contra". El disco debut de la H me voló la cabeza por su rebeldía, sonido standard pero cumplidor y una banda con toda la rabia encima, y aún lo considero como de los mejores discos en la historia del heavy metal argentino. Me es necesario hacer esta recapitulación para poder abordar "Acido Argentino" y agregar que por más letras formidables que haya me fijo bastante en el sonido, que lamentablemente aquí es muy flojo (A mí me gusta más el de "Hermética") ya que tuvieron que lidiar con un productor que literalmente no sabía que era una guitarra distorsionada (Martín Meinzel), por ende sufre la guitarra del Tano Romano (Muy zumbona, en especial en "Atravesando Todo Límite") y el redoblante del debutante baterista Claudio Strunz. Desde ya fueron las condiciones del estudio y el mencionado técnico los que me hacen bajarle el pulgar al este disco como "El mejor disco de metal nacional" y demás cosas que muchos metálicos argentinos proclaman. Pero en las letras la banda mete el dedo más en la llaga y se anota golazos, a la cabeza "Gil Trabajador" que llega a cualquiera con tanta verdad gritada por Claudio O'Connor. Otro punto alto es "La Revancha De América" y "En Las Calles De Liniers" si bien salvo "De Pismanta a Bauchaceta" que es instrumental TODAS las demás tienen algún mensaje con el que no podés no identificarte. Quiero pensar que por eso lo ponderan como lo mejor, musicalmente los temas siguen siendo un Motörhead thrasheado pero sin el impacto del debut. Y lo reitero, es una producción y sonido que me tira muy abajo, durante años le di chances y definitivamente me quedo con las letras y el arte de tapa.

Calificación: 6/10

lunes, 12 de febrero de 2018

POWER TRIP "Manifest Decimation" (2013, Thrash Metal)


Como ya aclaré en una review reciente de ellos el primer trabajo que he escuchado de estos Texanos es "Nightmare Logic" (Dos reviews más atrás), lo cual me obligó a conseguirme este CD debut. Es que en estos años es muy dificil encontrar una banda de thrash que te interese realmente o que tenga - sin salirse de las cosas esenciales del estilo - un toque que la haga más personal. Power Trip cumple, cinco músicos jóvenes con pinta tranquila (En especial ese pichón de crack de las seis cuerdas llamado Blake Ibanez) que aquí tiran ocho bombas thrasheras en donde también hay algo de hardcore. Diría yo que también el baterista Chris Ulsh con su forma de tocar (Redoblante muy potente y el uso de un sólo bombo) le da a la propuesta más personalidad y a la vez más espacio a las dos guitarras para que hagan lo que mejor luce aquí: LOS MACHAQUES (De los mejores que he escuchado en años). Los primeros temas cumplen pero la cosa levanta a partir de la headbangera "Crossbreaker", "Drown" y el tema título. Acá es todo más crudo y en "Nightmare..." se puliría un POCO más la música, no mucho pero aquí en "Manifest..." prometían mucho. ¿Cómo mierda no me enteré en el 2013?. Banda que es una usina de machaques de todos los colores....

Calificación: 8/10 

lunes, 22 de enero de 2018

"ANVIL! THE STORY OF ANVIL" (2008, Documental)


Advertencia: Contiene spoilers

Hace rato que quería escribir sobre este documental el cual tuvo una repercusión mucho mayor de la esperada al punto de trascender el mundo del Heavy Metal. Sacha Gervasi (Director de algunos films y antiguo fan de la banda) tiene mucho mérito en "documentar" la historia de una banda que amagó con tener más trascendencia en los ochentas pero de golpe literalmente desapareció si bien siempre editó discos. Los dos protagonistas son Steve "Lips" Kudlow (Guitarra/Voz) y Robb Reiner (Baterista), quienes además de amigos íntimos han sostenido a la banda durante todo este tiempo. El documental muestra a los músicos en su realidad: trabajos remunerados que aborrecen y shows para amigos. Aparece una "promotora" con una propuesta de gira europea la cual arranca bien pero termina en momentos realmente bizarros y depresivos (Trenes que se pierden, músicos durmiendo en terminales, tocando hasta para dos personas en un país de Europa del Este, promotores que los quieren arreglar con comida por haber llegado tarde al show y 194 personas en un recinto para 10000 personas en Rumania entre otros). Todo realmente llega al espectador y toca una fibra sensible incluso si no te gusta la banda o el heavy metal (Merito de Gervasi). Se encuentran con la posibilidad de grabar un nuevo álbum con Chris Tsangarides (RIP, un excelente productor fallecido recientemente) pero la hermana de Lips los salva con un préstamo de 13.000 libras. Todo es lucha, cuesta arriba, las familias apoyando y "sufriendo" por el ostracismo de Anvil y los testimonios de los cincuentones músicos que ya ven que su momento de explosión pasó pero no tiran la toalla. Al grabar el álbum hay problemas entre ellos, luego ningún sello muestra interés, como ya mencioné todo es frustración. La banda lo termina sacando por sus medios. No sé si premetidadamente o accidentalmente hay paralelismos con el rockumental cómico más genial de todos los tiempos ("This Is Spinal Tap"), en ciertas tomas parece una versión seria de momentos de esa genialidad. El final es muy emotivo y con otra coincidencia con Tap. "Anvil! The Story Of Anvil" gana no porque Anvil sean grandes músicos (Yo no lo creo y los considero como una banda más) sino porque te gusten o no el mensaje dentro de tantas adversidades es de no rendirse, continuar, tragarse sapos horrendos, y el mencionar el valor de la familia (Ambos músicos, especialmente "Lips" recalcan este tópico) en la vida. Al lanzarse tuvo tanta trascendencia que la banda tuvo más éxito que nunca y reconocimiento entre la farándula Hollywoodense. Pero como dijo Lemmy (RIP) en uno de los primeros momentos de la película - aparecen muchos músicos de metal preguntándose de porque Anvil lo iba a lograr y no lo hizo - "Tenés que estar en el momento justo y en el lugar indicado". Gol al ángulo de alguien que algo de esto sabía. Muy recomendable incluso si no te gusta el rock and roll, a diez años de lanzada mantiene la vigencia para cualquier banda que esté en segundas ligas y no se da por vencida.

Calificación: 8/10