lunes, 27 de febrero de 2012

AMMENTIA "The Hungry Dead" (2012, EP, Thrash Metal)


Tras un muy buen demo ("Old Skull") este proyecto comandado por Alejandro (1917, ¿No los escuchaste?. ¡A hacer los deberes!) se manda con este EP compuesto por dos temas para variar cien por cien thrash. Y de la vieja escuela, bien sacado de las entrañas. Lo secundan en la aventura Mario y Matías (Bajo y Batería respectivamente). Tenemos aquí a "The Hungry Dead" por un lado, cantado en inglés y con algo del viejo Kreator o Celtic Frost en las partes "lentas".




Por el otro "La Ultima Horda" que me recuerda a 1917 (Al cantar aquí Alejandro en español puede que sea eso, uno asocia la voz más a su banda) cruzado con cosas thrashers de la vieja escuela, bien palero y al grano. La banda autorizó a Rage Reviews para poner a disposición el link de descarga del EP.

http://www.mediafire.com/?wui88xu5c1juhox

Contacto:

ammentia_thrash@hotmail.com
http://www.myspace.com/ammentiathrash


PD: No se los pierdan. Lo bueno y breve....

Calificación: 8/10

RECIPIENTS OF DEATH "Recipients Of Death"+"Final Flight" (1987, 1990, CD+EP, Thrash Metal)


Recipients Of Death se formó en 1987 en la ciudad de Los Angeles. La formación consistía de Rich "Dead Rich G." Gonzalez en bajo y voz, Zac Taylor/Albert Gomez en las guitarras, y Chris Broquiere en la batería. Para 1987 graban su primer álbum compuesto por siete temas que ni sobrepasan los veinte minutos. Thrash sucio, crudo y vicioso. Fans de Dark Angel se pueden relamer: hay mucho de "Darkness Descends". Agarrarse con el palerismo de "Raping Death y "The Aftermath", y el productor del disco es un tal... ¡Eric Meyer! (Guitarrista de la banda). Así se sucede thrash bien mugroso, solos a lo Slayer en "Reign In Blood" y Gonzalez emulando a Don Doty en la voz...


El CD incluye "Final Flight", grabado también con el violero de Dark Angel en la consola pero dos años más tarde y como trío, compuesto de cuatro temas y una intro. Los temas tienen riffs y solos más entendibles, la influencia Darkangelesca es menos buchona ya que desaceleran un poquito con resultados interesantes ("Democratic Lie"). Pero conservaron ese sonido tan sucio/castigante que los distingue. A saber: fans del thrash metal "crudo" con esta banda van a estar a sus anchas pero si apuntás al thrash técnico o al thrash machacón de la Bay Area o al "Europeo" ni te molestes. La edición es media rara, un sello colombiano "Black Cobra Records" y está levantada de lo que fueron los vinilos originales lanzados por el viejo y famoso sello Wild Rags, por ende, se escucha "la fritura" de las ediciones en ese formato. Nunca más se supo de la banda....

Calificación: 7.5 (Para el álbum y EP)

NAPALM DEATH "From Enslavement To Obliteration" (1988, Grindcore)


Tras revolucionar la industria musical con "Scum" (La review la tienen acá debajo de esta), Napalm Death sufrió cambios. Lee Dorrian siguió en la "voz" - Ya había grabado en el "Lado B" del disco anterior, idem Bill Steer, pero ingresa un miembro fundamental que hasta el día de hoy está en la banda: Shane Embury por Jim Whiteley en el bajo. Graban en los estudios Birdsong en Worcester (Inglaterra) bajo producción de la banda y Dig Pearson (Dueño en aquel entonces del sello Earache). ¿Que tenemos aquí?. Veintisiete temas y no mucho para destacar. Parece una versión un poco mejorada del "Lado B" del disco anterior, pero sigue la velocidad, algunos temas muy embarrados/breves, y Dorrian vociferando los nombres de los temas en muchas ocasiones (Ej: "Uncertainty Blurs The Vision").



Rescato el primer tema en donde hacen como un lento tortuoso e irritante medio industrial, por lejos lo mejor: "Evolved As One", la rabia de "Lucid Fairytale", el tema título, y el obligado tema de dos segundos, en este caso "Dead". Este disco los hizo más populares en el estilo, llegaron a girar por nuevos lugares en Europa y Japón, pero tras un tiempo el cantante y el guitarrista (Luego de un EP) pegarían las hurras e iniciarían bandas muy interesantes como Cathedral y Carcass. En "Scum" teníamos el "Lado A" con varias cosas interesantes, "From Enslavement..." del tema dos para adelante es un bardo algo mejor tocado pero que por momentos podría ser todo un tema largo. Este CD sería el último 100% Grindcore ya que con el EP y el disco siguiente la banda pegaría un bandazo para sonidos más aproximados al death metal. Material de culto, no obstante, y muy buena la tapa.

Calificación: 5.5/10

domingo, 26 de febrero de 2012

NAPALM DEATH "Scum" (1987, Grindcore)


Para casi inicios de los noventas, los que ibamos a disquerías en donde se vendía thrash/death metal empezamos a enterarnos de una banda inglesa que era según decían lo más rápido y bardero del mundo. Si bien los tenía de nombre estaba tan metido en lo que escuchaba que ni pedí que me pasaran... a Napalm Death. Pero estando de vacaciones de rebote escucho un programa under metálico radial en donde pasan un tema de ellos (Previos comentarios irónicos, tengan en cuenta, era 1990). No me voló el mate pero era algo totalmente curioso y distinto. Guitarra zumbona de dos/tres/cuatro notas, vocalista incomprensible, temas muy cortos, y la batería a velocidades infrahumanas (Luego a ese sonido se lo definiría como "Blast Beat" el archiconocido ratatatatata generado por el redoblante, bombo, y tachos). Recién dos años después me graban este disco, que créanme debe ser de lo más revolucionario en mucho tiempo. ¿Es música esto?. En este caso no importa porque ni son músicos eximios ni pretenden ser Queensrÿche. Respecto a esta "Escoria" se trata de un disco compuesto por "Dos Lados" perfectamente diferenciables, con dos formaciones y en momentos diferentes. 


El "Lado A" son doce tracks con Nick Bullen (Bajo/Voz), Justin Broadrick (Guitarra) y Mick Harris (Batería), grabado en Agosto de 1986 en 8 canales. El otro lado son igual cantidad de temas pero con Lee Dorrian (Voz), Bill Steer (Guitarra), y Jim Whiteley (Bajo). Harris permanece en la batería y se grabó en el mismo estudio pero en Mayo del '87. Todo es un tornado sonoro, con algunos rebajes que recuerdan a cosas de Hellhammer o el Discharge de media marcha como en "Siege Of Power", "Multinational Corporations", en otras van a la yugular ("The Kill", el "You Suffer" de menos de dos segundos, "Human Garbage"). El lado B es aún más ruidoso y fangoso que el A, y realmente me cuesta elegir algún tema preferido ya que el barullo no me convence como en el de los primeros doce temas pero siempre hay algo para rescatar. Lee Dorrian y Bill Steer partirían para tener interesantes carreras en Cathedral y Carcass respectivamente. Lo mismo con los otros tres músicos del Lado A: Godflesh, Head Of David, y los miles de proyectos de Mick Harris. Es interesante de destacar ya que acá si bien todo es flor de bardo, baterías a la velocidad más allá de la luz, guitarras hiper ruidosas, casi todos los involucrados aquí en el fondo luego echaron ancla y crearon propuestas MUY interesantes. La reedición de "Scum" viene con un DVD con Mick Harris recordando las epocas del Pub Mermaid (En donde la banda empezó). Si nunca escuchaste Grindcore o querés saber porqué es tanto quilombo de sonido, tenés que empezar con esta banda, y este disco. Fundamental.

Calificación: 6.5/10

sábado, 25 de febrero de 2012

IRON MAIDEN "Seventh Son Of A Seventh Son" (1988, Heavy Metal)


Hacía rato que tenía ganas de escribir sobre Iron Maiden y ví que no había hablado de este CD. Que en realidad en mi caso fue tremendamente esperado cuando tenía 17 años... pero en cassette nacional. Venía hiper cebado con el inmenso "Somewhere In Time" ("A Tiempo en Algún Lugar" según las formidables traducciones para lo cassettes de EMI en aquellos años). ¿Sabían ustedes que el lanzamiento del disco aquí en Argentina fue muy promocionado por el sello, siendo casi en simultáneo con el internacional y con publicidades del disco en la televisión?. Pues supe gastarlo en cinta, cuando se hizo popular el formato CD obvio que lo compré. Iron Maiden había exitosamente potenciado su sonido con guitarras sintetizadas en "Somewhere In Time". Para este "Septimo Hijo De Un Septimo Hijo" se sigue una línea musical/instrumental similar pero con el agregado de algunos teclados más marcados. De hecho la gira promocional incluyó un tecladista oculto. Pero que buen trabajo de Maiden, los tipos seguían de racha, pese a que los más puritanos de esa época no les cayera tan bien la "modernización". Tenemos clásicos galopes Maidenianos en la abridora "Moonchild", "The Evil That Men Do", el larguísimo tema título, y en "The Prophecy". El sonido siempre nitido y potente, con Martin Birch tras la consola.



Mi tema favorito es "Infinite Dreams" que arranca tranquilo, mantiene medio tiempo con teclados para luego desembocar en un alarido de Dickinson seguido por un vendaval furioso de metal (Rozando el thrash), y se retorna a la estructura inicial. Nunca comprendí porqué Harris no la incluyó tanto en vivo siendo en mi gusto superior al mencionado "The Evil..." y ni hablar del single "Can I Play With Madness" (Un tema de medio pelo). Otra sorpresa está al final y es el adrenalínico "Only The Good Die Young", otra pieza que parece estar en la liga de temas gloriosos pero nunca interpretados en las tablas. Bruce Dickinson en todo el disco canta de la forma que siempre lo hace, Harris con sus escalas cabalgantes manda en todo, y las violas de Dave Murray/Adrian Smith agreden pero con un sonido más pulido tal como en el disco anterior. Y Nicko... es Nicko. "Seventh...." no toca el cielo como "Somewhere In Time" pero mantiene a Maiden en un muy buen nivel, mostrando ocho temas de correctos para arriba (Sigo sin entender lo de "Can..." y "The Evil That Men Do" es un tanto sobredimensionada por los fans) con un arte de tapa del carajo para variar, con mucha tonalidad celeste y blanca (Quién hace la review es hincha enfermo de Racing). Honestamente el anteúltimo disco de Iron Maiden que realmente me sacudió al día de la fecha. Del otro ya hablaré, es con otro cantante. El metal en los ochentas se mantenía y discos como este ayudaban a la Doncella de Hierro a estar en primera línea de la primera línea del género.

Calificación: 9/10

sábado, 18 de febrero de 2012

DEEDS OF FLESH "Mark Of The Legion" (2001, Death Metal)



Ya venía siguiendo los pasos de este trío californiano californiano de death metal. Adeudo como los conocí (Su primer disco), pero cuando compré este, su quinto opus, me caí de culo. He escuchado todo tipo de death metal: más rápido, más a medio tiempo, más grave, más europeo, pero voy a ir al grano. Este disco es el equivalente al "Seasons In The Abyss" de Slayer versión death. O sea un CD que te pasa por arriba y los temas son TOTALMENTE DEMOLEDORES en su conjunto pero tienen algo que no te dejan poner el stop ni para cagar al baño. Casi 42 minutos con nueve temas en donde el trío va a los chapazos, o no, pero el martillo cae, sube, y te aplasta el coco. Producción y sonidos excelentes, músicos al mango, todo redondo.



Largan una tras otra, algunas causan más efectos colaterales (El tema título, o "Spewing Profligacy") y si tienen algo de Suffocation (Aquí su mayor influencia), mejor. Fans del género creanme que están aquí ante una carnicería de placer, todo lo que aman lo tienen en "Mark Of The Legion", dobles bombos, "chinas" estallando (El que más sobresale es el batero Mike Hamilton... ¿Tiene cinco brazos el hombre?) cuando no lo esperás, voces podridas (Dos), y riffs bien hijodeputas/graves. Nada más para agregar, hace años que cada tanto lo agarro y me sigue estrolando contra la pared cuando lo pongo en mi equipo de audio. Uno de los discos más destacados de death que haya escuchado en mi vida. Y ellos son sólo tres de Los Osos (Localidad de donde provienen). Bombazo avisado.

Calificación: 9/10

domingo, 12 de febrero de 2012

VADER "The Darkest Age (Live '93)" (1993, Death Metal)


Allá por 1996 me encontraba en la Disquería Jackflash (Otro lugar muy importante para mí en cuanto a descubrir y comprar CDs especialmente en la década del noventa), charlando/escuchando música con su dueño. Este muchas veces se destapaba con revelaciones musicales ya que sabe (La disquería sigue existiendo) y sabía mucho en esa época y traía material inconseguible para aquel entonces. Había leído algo sobre este cuarteto de death metal polaco, y le pido si tenía algún CD. Me dá este, que es en vivo y editado por un sello muy chico tras su debut "The Ultimate Incantation". Vader se había hecho un nombre con sus demos, el mencionado primer disco, y en especial, por ser death metal proveniente de Polonia (Luego saldrían muchísimas más bandas de ese país pero para aquellos años era inusual). "The Darkest Age" tiene algo curioso que poseían las ediciones del tipo de sellos que comenté (Este lo editó "Artic Serenades"), muy poca información en el booklet. Sin ir más lejos ni los miembros de la banda en este caso aunque sí fotos de ellos más el listado del tour 1993 (Que incluyó Norteamerica, Europa y Ciudad de Mexico). Como puntos a favor hay varios aquí. Este CD parece ser 100% en vivo, se escuchan acoples y todos los temas están sin parar, los polacos gritan cosas en ese idioma y todo es muy genuino. El cuarteto suena prendido fuego  y salvo una Intro/Interludio/Outro no paran a lo Slayer. El sonido no es siquiera bueno pero no importa: Vader te descuartiza ya pasada la introducción, toca todo su primer disco (Obviamente sin respetar el orden de los temas). En "Vicious Circle" y "Breath Of Centuries" la banda parece explotar de la furia/brutalidad/velocidad que logran. 
 

El batero Doc (R.I.P.) usa mucho blast beat y al ser una placa con sonido casi de consola logra que la velocidad descomunal con la que ejecuta impacte aún más. El guitarrista/cantante fundador Peter lleva la batuta, aunque su voz no es un growl ni me convenza (Lo es pero algo thrasheado aquí y no encaja del todo con el frenesí y brutalidad de la música). El grupo musicalmente tiene mucho de Slayer/Morbid Angel y alguna cosa colada de Deicide. Igual este concierto en Cracovia (De locales, en Polonia) es demoledor, no importa que no entendamos una mierda que es lo que Peter les dice a veces a los del público (Sólo se entiende cuando anuncia los temas en inglés) pero cerrar el show con el mencionado Outro para salir a terminar de decapitar cabezas y santos  con un cover de... Slayer!. Creanme que escuchar a estos cuatro tipos reventar todo con "Hell Awaits" hace que la adrenalina se te vaya al taco y al final del CD le suma un punto adicional. Esta "Era Oscura" sería el comienzo de una carrera que seguiría plagada de discos en estudio, reconocimiento y giras por todo el mundo. Un muy buen registro en vivo, sin sobregrabaciones, con una banda de death metal al reverendo palo. Y el arte de tapa con Peter dandole a la palanca sacado representa eso.

Calificación: 8/10

jueves, 9 de febrero de 2012

CANNIBAL CORPSE “Butchered At Birth” (1991, Death Metal)


Año 1993. Ya había escuchado cosas de Death, Obituary, Entombed y Morbid Angel. Recorriendo bateas de disquerías especializadas ví el arte de tapa que verán en la foto. Para la época - Y hasta para hoy – era algo muy shockeante. No me animaba a comprar el disco sumado a una mala review que leí en la revista norteamericana “Metal Maniacs” en donde prácticamente le daban 1/10 tras matar todo lo posible al álbum. Un día cambié de opinión estando en una disquería que ya no existe sita dentro de una galería en Av. Callao y Av. Córdoba. El dueño (Un cincuentón limado muy simpático) tenía desde música alternativa hasta death metal. Cuando le arrimo el CD para que me haga escuchar algo de “Carneado Al Nacer” me sentencia “Esto es lo más terrible que escuché en mi vida…”. Y les debo confesar que la tapa me daba tanta impresión, que de entre mis CDs de esa época lo tenía oculto por temor a que mis viejos pensaran cualquier cosa (¿?). Hecho ya el raconto nostálgico de cómo empecé a escuchar a la banda (Si, este fue mi debut), “Butchered…” tiene algo: el shock ya mencionado más sus ingredientes pesan más que la música. A no dudarlo. Se hicieron su lugar dejando los zombies de “Eaten Back To Life” para dejar a Vincent Locke retratar a un esqueleto que en una tabla carnea a una mujer mientras otro esqueleto le extrae el bebé y de fondo se ven más bebés colgando de sus cordones umbilicales/boca abajo/crucificados, todo con mucho rojo y blanco. Las letras son todas terribles (Si Googlean están hasta traducidas al español), imaginen títulos de temas como “Living Dissection” (De buenos riffs y de lo más rescatable), “Under The Rotted Flesh” (“Bajo la carne podrida”), o “Rancid Amputation”. 


 Volviendo a lo musical, este disco no impacta como el debut. Esta OK y nada más. Los temas son monótonos hasta dentro de los márgenes del death metal, en la mayoría de ellos se repiten los riffs de Rob Rusay y Jack Owen creando un clima macabro pero a excepción del último y mejor de todos (“Innards Decay”, en donde los dos violeros se inspiran en serio en especial durante el puente junto al batero Paul Mazurkiewicz. Este lamentablemente mantiene el “tatatatatata” durante casi TODO el disco (No llega a ser blast beat pero clava el redo una y otra vez), Chris Barnes baja muchísimo su voz sonando realmente muy gutural para la época (Leer las letras y entender lo que cantaba era IMPOSIBLE) y Scott Burns acá no brilla al producir el disco, como la banda: cumple y punto. Con el correr de los años temas como “Gutted” y otros se volvieron más clásicos, pero debo ser honesto: es uno de mis discos menos preferidos de la banda. Como interesante Glen Benton de los no menos controvertidos Deicide, vuelve a darle una mano a la banda en los coros de “Vomit The Soul”. “Butchered At Birth” a mi entender quiso ser el comienzo de una banda muy extrema, shockeante, los más brutales, las letras, la cita en el librito de una frase del Marqués de Sade y otra de Albert Fish. Lo sigo escuchando hoy en día y me recuerda a lo brutal que lo sentía hace 19 años atrás, pero lo veo claramente como un viraje que pudo haber tenido más variantes hacia lo que sería exitoso en el disco que le siguió a este. Termino de tipear, tengo el CD acá al lado y veo la tapa nuevamente. A punto de cumplir 40 años de edad, me sigue pareciendo flor de carnicería en exceso. 

Calificación: 6.5/10

domingo, 5 de febrero de 2012

CANNIBAL CORPSE “Eaten Back To Life” (1990, Death/Thrash Metal)



Un quinteto producto de una fusión de dos bandas oriundas de Buffalo (Beyond Death y Tirant Sin) edita en 1989 un demo autotitulado y es muy marcada por el lanzamiento de “Beneath The Remains” (Sepultura, por si alguno no sabe…). Les impactaba en especial… el productor. Tras conseguir contrato con Metal Blade viajan en camionetas a los Morrisound Studios (En Tampa, Florida) para grabar este primer disco. En la reedición remasterizada Jack Owen cuenta de lo jóvenes que eran y como atosigaban a Scott Burns (Si, el productor que de a poco se estaba volviendo tremendamente solicitado) con preguntas del negocio, bandas, etc… . “Eaten Back To Life” es un debut muy potente y lleno de juventud, en él incluyen cinco temas de su demo ya mencionado más seis nuevos. Para describir un poco como suena se nota mucho la influencia thrasher (Bandas tipo Kreator/Dark Angel/Sepultura) pero aquí empiezan a virar más al death metal. Los riffs de Rob Rusay y Jack Owen son simples pero agresivos, Chris Barnes canta entre podrido y thrasheado, y el batero Paul Mazurkiewicz le dá con ese estilo que haría característico a la banda. 


 Un disco agresivo y parejo excelentemente producido en donde se destacan “Born In A Casket”, la bastante thrashera “Shredded Humans”, el palerismo de “Put Them To Death”, “The Undead Will Feast”, “Buried In The Backyard” pero en especial “Mangled” y “A Skull Full Of Maggots” (Que sería un futuro clásico de la banda). Todas casi no superan los tres minutos: Ferocidad al grano. Para estos dos temas mencionados previamente invitaron a sus amigos Glen Benton (Deicide), y a Francis Howard (Incubus, el death metal, no el otro por favor...) para que participen en los coros. Ambas bandas estaban constantemente en el estudio y por eso terminaron sus vocalistas participando en este disco que tiene un "encanto" sin ser nada revolucionario. Temas no muy largos pero al ritmo de un tren veloz, riffs que mezclan los estilos ya mencionados y cinco pibes con ganas de hacer historia. Vaya que la hicieron, en especial por sus letras y artes de tapa (Diseñadas por el artista Vincent Locke). Aquí se aborda la tematica zombie, tumbas y muertes, a futuro la banda se volvería más extrema tanto en las líricas como en la música misma. Ni ellos sabían en ese momento que estaban destinados a ser cabecera de playa de un estilo al que estaban empezando a darle vida. 

Calificación 7.5/10

viernes, 3 de febrero de 2012

VEKTOR “Outer Isolation” (2011, Thrash Metal)



Este cuarteto de Arizona es ya mucho más que una promesa. Lo demostraron en su PERFECTO disco anterior, el cual fue mi mayor sorpresa musical en casi 15 años. Por ende tenía descomunales expectativas para este (tan esperado) predecesor, alimentadas por el enorme talento de los músicos no sólo para tocar sino para componer thrash metal ultratécnico con toques de ciencia ficción (En especial en las letras). Los tipos lisa y llanamente te vuelan la cabeza paseándote por todo el cosmos. Me tomé su debido tiempo porque tengo “la camiseta” del grupo muy puesta. En las primeras audiciones me pareció un peldaño un poco más abajo que el debut. Pero debo decirlo, “Outer Isolation” es otro disco INMENSO. Los nueve temas son furiosos y técnicos pero con otras “características” que hacen que aquí no haya una repetición de “Black Future” aunque si bastantes ataques que recuerdan al lado más salvaje de él. Entre los aspectos atípicos hay cuatro temas de su primer demo/disco (La banda no lo reconoce como tal) “Demolition” y cinco “nuevos”. Por otro lado la adrenalina y el impacto muta sutilmente a una mayor definición de violas con composiciones más introspectivas/oscuras y mucha variación en los rítmos (Hasta dentro de los mismos temas). Tenemos diez minutos a toda caña y variantes con “Cosmic Cortex” – algunas partes me recuerdan a Coroner - en donde al minuto aproximadamente el violero/vocalista David DiSanto se manda un aullido casi black que asesina (03:31-03:35). Y ese género se nota más en la música de Vektor que en el debut, en especial por la voz, que es más aguda que antaño. Hay secciones arpegiadas de todos los colores por todos lados, desde la introducción en “Echoless Chamber” un tema a medio tiempo con las violas sacándose chispas, y aparecen nuevamente más adelante. Curiosamente como ya mencioné (Y estoy siguiendo el órden de los temas) el disco sube el amperímetro a 10/10 con una trilogía perfecta de temas regrabados de su trabajo del 2006… la DEMOLEDORA “Dying World” con las violas dando catedra de riffs picadores de carne pero con cada nota bien definida, seguida por el que por ahora es el mejor tema de la banda. “Tetrastructural Minds” empieza con un punteo a lo Maiden y se dispara en velocidad, créanme, te aniquila. El tiro de gracia son los cambios de ritmo impredecibles, ciertas partes que suenan a un The Police haciendo metal (¿?) con posteriores arpegios hermosos más el impresionante crescendo que logran de 04:42 a 04:52. 


“Venus Project” arranca oscuro y con violas con el patrón arpegio (Que muta mucho entre tema y tema), acelera un tanto pero rebajan para adentrado el mismo volver al formato de violas ya mencionado con una sección sublime que va de 03:33 a 04:12 para luego volver a acelerar y jugar con los tempos. Escucho esa sección y se me pone la piel de gallina. Estos tipos insisto son lo más grande que han aparecido en años. Y faltan tres temas. “Dark Creations, Dead Creators” es nuevo, thrashero (Acaso el más “directo” y el más corto de todos: apenas 03:26 de duración) sigue con las premisas de agresión más inspiración músical con unas trabazones interesantes en los riffs de DiSanto/Nelson. “Fast-Paced Society” es otro tema del 2006 y acusa mucha influencia de VoiVod con mucha velocidad y malabares de los violeros para variar. Y cambios de climas en el tema, que lo llevan a ser otro de los puntos más destacados de este trabajo. Se cierra este descomunal CD con un poco más de ocho minutos del tema título (Que si tienen el CD está “empalmado” con el anterior), un track oscuro y muy introvertido con ciertas The Policeadas sutiles por algún lado que vuelve a los gomazos a partir de 02:23. Los riffs son distintos, con otro matiz muy difícil de describir, acaso más disonantes sin serlo del todo a lo VoiVod de nuevo. Escribo esto en Febrero de 2011 porque necesitaba muchas audiciones y estaba condicionado por el tremendo impacto del debut. Conclusiones: DISCO DEL 2011 por lejos, músicos inspiradísimos para todo lo que requiere el CD, la banda más madura y la sensación que me agarra siempre, del porqué esta clase de grupos no obtiene siquiera un mínimo reconocimiento de la prensa especializada. Vektor amenaza crecer aún más y me va a hacer seguir cayendo la baba con su thrash fresco influenciado por Mekong Delta/Watchtower/Nocturnus/Destruction/Atheist/Rush y siguen los nombres. Puede que a algunos los chillidos de DiSanto les choque, pero la música compensa todo (Y a mi entender no es para tanto, no arruina la misma), y por enésima vez lo reitero, son unos monstruos. Si ven la calificación es porque todavía lo considero un poquitito más abajo que el anterior pero no me den mucha bola… ¿Falta mucho para el tercer disco, viejo? 

Calificación: 9.5/10