sábado, 26 de marzo de 2011

ONSLAUGHT “Sounds Of Violence” (2011, Thrash Metal)


(English review available below spanish one)

ESPAÑOL:

Tras su regreso luego de años de silencio en el 2006, “Killing Peace” no me había impresionado mayormente con su sonido a lo nuevo Exodus modernizado. Me esperaba algo más en la tradición de Onslaught. Pero “Sounds Of Violence” no tiene nada que ver con aquella banda que parió “Power From Hell” o “The Force”, aunque esta vez si dió en el clavo con un disco de thrash metal del CARAJO. Todo suena crudo – con la mínima dosis necesaria de modernidad en la producción -, enojado, pesado, irritante y con mucho olor a Slayer, Exodus o Sodom. Cada tema es una patada en las bolas. “Sounds Of Violence” consta de una introducción (“Into The Abyss”) ocho temas, un “outro” (“End Of The Storm”) y un cover de una banda de su país. Quién no quiera escuchar thrash metal puede seguir de algo, esto es como el boxeador que tira un golpe tras otro sin parar, Sy Keeler canta más grave y seco, los riffs de Nige Rockett y Andy-Rosser Davis funcionan como picadoras de carne.


CD para ser escuchado de corrido y todos los temas tienen lo suyo. “Code Black” y “Godhead” son muy “slayerescos”, otros golpean sin ir tan rápido como “Rest In Peaces” y “Antitheist”. Un tema palero es sin dudas “Suicideology”, de lo mejor del CD. Mi preferido es “The Sound Of Violence” violento y hasta con gancho. El tiro de gracia lo pegan con una desnucadora versión de “Bomber” (Motörhead) con Tom Angel Ripper de Sodom y el mismísimo Phil Campbell en la guitarra participando en la misma. Ojo que este es uno de los mejores lanzamientos del 2011 sin dudarlo, mejor título imposible: todos estos sonidos son absolutamente violentos. Gratísima sorpresa.

Calificación: 9/10

ENGLISH:


After their return in 2006, I wasn’t impressed with "Killing Peace" they sounded to me like a “new Exodus modernized”. I was expecting something more in the tradition of Onslaught. But "Sounds Of Violence" has nothing to do with that band that recorded "Power From Hell" or "The Force", but this time they bash us with an incredible bone crushing thrash metal lesson. The sound is mainly raw - with the minimum required dose of modernity in production -, angry, heavy, and very irritating, there are some influences of Slayer, Exodus and Sodom. Each song is a kick in the balls. "Sounds Of Violence" has an introduction ("Into The Abyss") eight tracks, an "outro" ("End Of The Storm") and a cover of a band of their country. Who does not want to listen to thrash metal can carry on with something, this is like the boxer who throws a punch after another without stopping, Sy Keeler sings more serious and dry, Nige Rockett riffs and Andy -Rosser Davis serve as meat grinders.


This CD has to be to be played non stop and all the tunes have their own highlights. "Code Black" and "Godhead" are "slayerques", others hit violently without going fast as "Rest in Peace" and "Antitheist" One real fast song is undoubtedly "Suicideology" one of the best songs of this CD IMO. My favorite is "The Sound Of Violence", trully violent and with and interesting hook. The coup de grace was stuck with a broken neck version of "Bomber" (Motörhead) with Tom Angel Ripper of Sodom and Phil Campbell on guitar. One of the best releases of 2011 without doubt, best title imppossible: all these sounds are violent. Very pleasant surprise.

Rate: 9/10

MEGADETH “Cryptic Writings” (1997, Heavy Metal)


¡Esto ya no es un disco de thrash metal, damas y caballeros!. No sorprenderos por el rótulo de arriba, Mustaine sigue explorando nuevas avenidas en este CD. Optó por grabarlo en The Tracking Room (Nashville, USA, una ciudad con enorme tradición musical) y Dann Huff coproduciendolo. La ganancia que las violas tenían en “Youthanasia” se desvanece en pos de un refinamiento, relajo y búsqueda de riffs más tradicionales. Acaso sea el CD de Megadeth que acusa más recibo del “heavy metal” (“She Wolf” es un temazo – mi favorito POR AFANO - que rinde homenaje a Iron Maiden sin ir más lejos, lo que hacen en las violas Mustaine y Friedman de 03:00 hasta el final es para SACARSE LA GALERA). Pero la agresión y ferocida de nuevo quedaron de lado para dejar lugar a composiciones buenas (“Almost Honest”, “Trust”) con el gancho que Mustaine viene dotándoles desde que editó “Countdown To Extinction”. “Use The Man” es otro buen tema a medio tiempo con buenos coros y una letra muy lúcida. Pero como le viene pasando a Megadeth desde “Rust In Peace” en adelante hay una andanada de temas claramente más inferiores a los ya mencionados y otra vez sopa: el disco cae en un pozo.


“The Disintegrators” retoma la velocidad pero las violas suenan muy lavadas entonces el tempo queda sólo sin el empuje de Friedman/Mustaine. Zafa “I’ll Get Even” un tema relajado que tiene sus climas logrados y es una composición redondita. “Mastermind” me parece un intento de blues/jazz que no encaja con la cosa y “Sin” es apenas correcto, sin mucha sorpresa. El pozo acá es definitivamente mucho más notorio que en los otros dos discos anteriores. Sigo rescatando la persistencia de Mustaine en no reiterarse aunque yo sigo extrañando sus momentos más inspirados: o sea cuando retuerce los riffs, canta susurrado y se enoja en serio. Acá no hay enojo, hay una clarísima tendencia a “parar la pelota” y elaborar los temas. Y el gran punto flojo: “FFF” es casi casi una readaptación desvergonzada del “Motorbreath” de su vieja banda y ni se justificaba incluirlo, y menos para cerrar el trabajo que si bien es irregular, es correcto y llama la atención desde su enfoque hasta el arte de tapa sin Vic Rattlehead… ¿Se vendría la hora de tomar mayores “riesgos”?.

Calificación: 7/10

KISS “Sonic Boom” (2009, Hard Rock)



¡Que disco tan esperado por los que somos fans declarados de este grupo!. Si bien sus épocas más gloriosas quedaron bien atrás era auspiciosa la inclusión de Tommy Thayer (Guitarra, caracterizando a Frehley) y el retorno de Eric Singer en la batería (Tocó en “Revenge”, y adopta el maquillaje de Peter Criss). Un aparte antes de la review, como seguidor no me ha gustado que estos dos músicos se caractericen en maquillaje como Ace y Peter ya que con sus aciertos y defectos son leyenda habiendo grabado los álbumes más gloriosos del cuarteto neoyorkino. Mi entusiasmo durante la previa del lanzamiento se acrecentó al enterarme que Paul Stanley (El KISS original más interesado en crear música, el otro está más interesado en negocios, reality shows y utilidades contables/financieras) iba a producir el disco en conjunto con Greg Collins. “Sonic Boom” es el mejor trabajo de KISS desde aquel potente y agresivo “Revenge” (1992). No esperemos proezas musicales (jamás las esperé), acá hay hard rock básico con gancho, coros y excelente producción. Hay un constante sentimiento de KISS de los setentas amalgamado con cosas de los ochentas onda “Hot In The Shade”. La estrella (Quien sino que la lleva en su ojo pintada….) es Paul Stanley, que se luce con su voz característica, en gran forma, botón de muestra es el muy vivaz “Modern Day Delilah” (En donde a mitad de tema manda un sorprendente alarido), la emoción en el coro de “Stand” (¡Paul y Gene se reparten las voces, una masa!), rock tradicional y sin malabares en “Never Enough”. Gene vocalmente aporta lo suyo en el setentoso y ganchero “When Lightning Strikes” – parece sacado de “Love Gun” -“Yes I Know (Nobody’s Perfect), “Russian Roulette”, “Hot And Cold”, “All For The Glory”, y el muy buen “Say Yeah” con coro 300% KISS y una intro arpegiada.


El resto de los temas no mencionados también tienen lo suyo - Algunos son más discretos como “I’m An Animal” y “Danger Us” - y no se apartan de esta formula rockera efectiva, fiestera, coros, y potencia en violas. Tommy Thayer copia mucho el sonido de viola de Ace Frehley (¡Que alcahuetes son sus solos!), no se lo recrimino puesto que aquí se busca recapturar el aura de la década del setenta y realmente es un muy buen violero. Junto a Paul Stanley el otro músico que brilla es Eric Singer, un baterista completísimo y hasta en exceso para lo que KISS precisa. ¿Qué puedo añadir?. Si no te bancás a KISS con esto vas a echar espuma por la boca y decir frases onda “Como curran”, “Se hacen los setentosos”, “Simmons es un ejecutivo más que un bajista” y demás lindezas. Si realmente te gusta KISS, considero que difícilmente este “Sonic Boom” te defraude como si lo hizo “Psycho Circus” (Con los cuatro originales hace más de una década). La edición que poseo es una especial vendida por la cadena norteamericana WALMART, se compone del CD, un grandes éxitos (Con los temas que todos nos imaginamos) y un DVD en vivo en River Plate de su último show en nuestras tierras. Que boom se mandaron, superaron mis expectativas sónicas.

Calificación: 8.5/10

viernes, 25 de marzo de 2011

DEICIDE “To Hell With God” (2011, Death Metal)


Luego de haber visto su ultimo y muy desdibujado show en Buenos Aires (15 de Enero de 2010, la review está en este blog), mi entusiasmo por el cuarteto de Steve Asheim decayó marcadamente. Así y todo compré el nuevo disco: error. Deicide de nuevo nos entrega un trabajo 100% death metal y en la línea de sus dos antecesores, con Ralph Santolla y Jack Owen en las violas sustituyendo a los hermanos Eric y Brian Hoffmann. El tema título te destroza sin misericordia y se advierte un sonido NITIDO y CONTUNDENTE como nunca, si hasta el bajo de Glen Benton es perfectamente audible. ¡Creer o reventar!. La producción estuvo a cargo del mismo Asheim, Benton y Mark Lewis, y permite que toda ejecución se luzca por donde se la mire. Puede que para este “To Hell With God” (¿Una cargada a Stryper y su “To Hell With The Devil”?) las guitarras tengan menos volumen death metalero y se muestren más thrashers y transparentes (Escuchar “Conviction” o “Empowered By Blasphemy”) pero nadie puede negar que el ataque no cesa por un segundo. Los solos de Santolla, como siempre son de muy buena factura. Ya Deicide no necesita ir todo el tiempo a los pedos, es así que en los diez temas que conforman la placa se juega con los tiempos (Caso de “Witness Of Death”) sea dentro de un tema o que uno de ellos sea veloz, a medio tiempo (“Servant Of The Enemy”), según la composición.


Benton en la voz utiliza más el recurso de “doblar” su voz (Como en el pasado) y puede que haya ciertos pasajes que le guiñen a discos como “Serpents Of The Light”, caso de “Hang In Agony Until You’re Dead”. El que cierra el CD es “How Can You Call Yourself A God” y es un temazo lleno de lujos y recursos. Deicide creo yo que sigue editando material de calidad porque está su cerebro oculto aún muy prolífico: Steve Asheim. Además de tocar la batería, compone, toca guitarra, piano, o sea, la tiene más que clara. Benton será la cara visible y las letras (Como siempre, muy infantiles, si vas a hablar de Satán hacelo con más crítica y fundamento como lo hace Morbid Angel). Es su Cd debut en su nuevo sello, Century Media, que cree en ellos, prueba de ello es esta edición de lujo que tengo en mis manos con excelente booklet y simulando ser un libro. Deicide cantó 3 a 0 y puede enrolarse dentro de las bandas que tienen su “trilogía” de muy buenos discos y no hace falta ningún Dios para mandar al infierno: esta música te da la sensación de arder en llamas… muy nítidas por cierto. ¿Pendiente en Deicide?. Que vuelvan a partir cráneos en vivo ya que desde el 2006 en el rubro álbumes nos están mandando bien al carajo en el buen sentido de la palabra: hay mucho death metal de calidad y parece que la cosa no decae.

Calificación: 8/10

IRON MAIDEN “The Number Of The Beast” (1982, Heavy Metal)


Este disco indiscutiblemente es uno de los más emblemáticos en la discografía de la Doncella (Como lo es “Back In Black” en AC/DC por citar una banda). Iron Maiden fue mi inicio al heavy metal tradicional, en mi caso por factores aleatorios este “El Número De La Bestia” no fue el primero que escuché (Si lo fueron “Piece Of Mind”, “Somewhere In Time”, “Powerslave” y “Live After Death”). Recuerdo perfectamente el día que me compré el cassette nacional de EMI: 6 de Marzo de 1988, 17 años de edad. Ese día justamente se quitaba la vida cayéndose de un edificio marplatense uno de los mejores comediantes que parió la Argentina: Alberto “El Negro” Olmedo. Luego lo adquirí en CD y hasta hace unos meses conseguí esta edición japonesa que tiene una peculiaridad que será develada posteriormente. La banda estaba a punto caramelo tras la partida del cantante original Paul Di Anno y lista para pegar un salto de calidad. El electo para el puesto es el ex Samson Bruce Dickinson cuya voz es un agudo similar a una sirena de ataque aéreo. Para aquella época era algo entre agresivo y deslumbrante. Pues les cuento que “The Number Of The Beast” no cuenta con mi gran veneración pero si mi reconocimiento como un muy buen trabajo, sobretodo por lo anteriormente expuesto. Harris y compañía pasan a otro nivel, el salto que pegan a comparación de los dos CDs anteriores es notorio (Y conste que me gusta más su disco antecesor que este, pero el estilo lo encuentran aquí). ¿Qué me pasa concretamente?. ¡Que mis temas favoritos son los que menos trascendencia tuvieron!. Abrir un disco con “Invaders” es una estocada de torero, “The Prisoner” emociona con los riffs cabalgantes y su estribillo posicionado bien arriba, “Gangland” es el antecedente más próximo de la influencia de la Doncella de Hierro en el naciente thrash metal, velocidad y furia hechas canción.


¿Y las demás canciones?. El tema título, “Run To The Hills” (Con un interesante video clip), “22 Acacia Avenue” me gustan mucho… y nada más... No llegan a VOLARME EL MATE, mo me generan esa adrenalina y epicismo que hacen hervirme la sangre cada vez que escucho “lo que a mí más me gusta” de Iron Maiden…. Pero ¡Alto! que tenemos una joya TOTAL que cierra el disco llamada “Hallowed Be Thy Name”, siete minutos rematados con un momento de éxtasis total de mitad de tema en adelante en donde la banda acelera a toda furia y las violas de Dave Murray y Adrian Smith se baten a duelo y a guitarras gemelas hasta casi el final. Y un tema que originariamente se iba a incluir en la edición normal si fue tenido en cuenta en esta edición Japonesa: me refiero a “Total Eclipse” (Por eso las demás ediciones constan de ocho temas y esta de nueve), a dientes apretados y más hard rockeado si se puede usar la expresión. Mejor carta de presentación para el enano Bruce imposible, potencia la energía y la furia de Iron Maiden. El tipo canta pero lo hace agresivo y agudo - cuasi operísticamente - marcando una escuela dentro del metal a futuro. Steve Harris como siempre un maestro en lo suyo (Gracias Pete Way de UFO por influirlo tanto), el tándem Murray/Smith se consolida y Clive Burr grabaría su último disco dejando una performance impecable. “The Number Of The Beast” muestra a Iron Maiden trepando y trepando, y acaso sea su disco “bisagra” en la discografía de la década de los ochenta. La bestia se preparaba para pegar más zarpazos, uno más furioso que otro.

Calificación: 8/10

jueves, 24 de marzo de 2011

1917 “Brutal Miserable Drama” (2010, Death Metal)


Un regreso más que esperado. ¡Y que retorno!. “Vox Fatum” hace tres años mostraba a 1917 en forma pero con una faceta muy oscura a comparación de otros discos. Por ende no sabía que esperar de su nuevo CD. Heme aquí con este “Drama Brutal y Miserable” que retiene todos los ingredientes exhibidos en los anteriores CDs pero muestra a la banda en un envidiable grado de madurez. El CD se compone de un prólogo, un epílogo, más ocho temas (Dos de ellos son instrumentales, “Benedictio Et Supplicium” y un muy inspirado “Passchendale 1917”). Todos ellos van derecho a la yugular pero de distintas formas y eso hace de “Brutal Miserable Drama” algo distintivo: hay pianos, partes más calmas, climas formidablemente expresados, otras secciones a palo inesperado, algunos solos, pero todo muy redondo con el plus de composiciones muy efectivas, acaso como nunca antes. Acho (De la banda Social Shit) se hace cargo del bajo, el cual adquiere más presencia en esta ocasión. Y para esta ocasión, Alejandro (Guitarra y voz, como siempre) se procuró de dos invitados de lujo: Mike Browning (Ex Morbid Angel y Nocturnus entre otras bandas) quién canta en “Meek Dreams And Holy Crows” y S.A.S. de l’ Argiliere – Misanthrope – quién toca el sólo de guitarra en “La Madre De Todas Las Tumbas”.


Pues “Brutal Miserable Drama” se pone codo a codo con su segundo disco “Genesis & Horror” (Mi preferido) y muy seguramente a futuro lo supere ya que todo lo contenido aquí es más efectivo (Por segunda vez utilizo el término), con un contenido más colorido en el buen sentido. Como siempre las letras de 1917 son importantes y las aquí contenidas ratifican la riqueza lírica que caracteriza al grupo. Aquí hay death metal de Primera A, composiciones que te tienen en el asunto, variantes como nunca, agresión, inspiración y oscuridad. Lo digo casi terminado el primer trimestre de este año: va a ser difícil superar esta “Brutal Miseria” en cuanto a lanzamientos nacionales. El drama sería que no escuches esta obra maestra.

Calificación: 9/10

martes, 8 de marzo de 2011

MEGADETH “Youthanasia With Hidden Treasures” (1994, Thrash Metal/Heavy Metal, LIMITED EDITION)




Para comentar el sexto disco en estudio de “El Colorado” tuve una oportunidad que si supe aprovechar. En el “1 a 1” vendían en un Musimundo esta edición (hoy en día creo que es inconseguible, uno de mis ítems más jodidos de mi colección) en la cual se edita el álbum propiamente dicho y se le agrega el EP “Hidden Treasures” como CD adicional. Para esos años ya esperaba los lanzamientos de Megadeth sin ilusionarme con un regreso a mi etapa favorita pero seguía con lealtad comprando todo lo que el grupo lanzaba. En primer lugar, “Youthanasia” es un disco que requiere algo de paciencia porque… ¡Mustaine de nuevo movió las fichas!. Ya lo hizo en “Rust In Peace” (En donde obtuvo los mayores dividendos por lejos de su “nueva etapa”), para “Countdown…” reformula un tanto la propuesta sin el impacto y violazos del anterior, apuntando al gancho a las buenas composiciones y bajando la velocidad. En “Youthanasia” casi no se avisora un disco de thrash metal lo cual no significa que carezca de fuerza. Hay varios elementos que llaman la atención: la banda toma muchos elementos del metal tradicional/hard rock en menor medida y se manda un disco en cierta manera “relajado”, “zapado”, más simplificado en la ejecución/composición y acentuando lo que Mustaine tanto pretende para estos años: el GANCHO y los ESTRIBILLOS. A su vez la velocidad baja aún más, al punto de que casi todo es a medio tiempo aquí. Nick Menza toca bien pero más “simplificado” y Friedman idem a la hora de ejecutar los solos. Otro disco distinto de Megadeth que debo reconocer no me gustó en las primeras audiciones pero luego lo supe valorizar. Me gusta esa onda que se percibe de “thrash/rock zapado” con un sonido más gordo y rockero que en “Countdown…” (Max Norman y Mustaine de nuevo se encargaron de la producción). Pero este CD acusa el mismo síndrome de su antecesor puesto que hay temas muy buenos y otros aceptables. Tenemos muy buenos riffs y un tema redondo con “Reckoning Day” (Que abre el CD) y le pegan un “Train Of Consequences” que luego de 16 años no entiendo por qué fue electo como single y video principal ya que es un tema del montón con un estribillo que no pega tanto ni engancha (¡La nueva obsesión de Dave!. ¡El gancho en los temas!).”Addicted To Chaos” es un muy buen tema en donde el medio tiempo se amalgama de maravillas con una composición acertadísima más armonías buenas en el estribillo. “A Tout Le Monde” me parece una hermosa balada con una excelente letra que trata sobre el suicidio, con buenas melodías y la nostalgia a flor de piel. Lastima que muchos años después Mustaine la incluiría nuevamente regrabada en una versión para el olvido. Lo más thrasher que vamos a tener es el vibrante “The Killing Road” (EL tema del disco, algo de thrash les quedaba en el arcón), con los músicos a diente apretado y mucho gancho. Hay acertados coros en “Elysian Fields” (Otro favorito personal), rockero y a tiempo medio. Por desgracia “Blood Of Heroes”, “Family Tree”, el tema título, y todo lo demás correcto y sin mayor atractivo (para mí), por ende el disco cae en una suerte de bache. Pero la cosa remonta con “Victory” (En donde en las letras mencionan muchos nombres de temas o cosas vinculadas a la banda) y el disco se cierra con balance favorable. Este disco me gusta tanto como “Countdown…” pero exhibe las mismas cosas que le restaban puntos y le doy la derecha a Dave en tratar de encontrar otras vetas para la música de Megadeth luego de haber elegido dejar el thrash enojado de antaño. Ah, lo mejor posta es el arte de tapa: de las mejores que vi en mi vida y con un gran mensaje.


Vamos a los “Tesoros Ocultos”. Pues es un compilado de soundtracks y temas que incluyeron en otros lugares. Acá iré uno por uno. “No More Mr. Nice Guy” es un cover de Alice Cooper de PUTA MADRE, que se incluyó en la banda de sonido del film “Shocker”. Hasta Mustaine canta más como lo hacía antes y la banda arde. “Breakpoint” viene de la banda de “Super Mario Bros.” y me suena a tema descarte de “Countdown…”. Levanta la cosa tremendamente con el oscuro y certero “Go To Hell” (Del film “Bill & Ted Bogus Journey”) y se mantiene con “Angry Again” que suena muy a “Countdown…” pero mejor que el anterior. El tema es del film “Last Action Hero”. “99 Ways To Die” tiene un mensaje político sobre la cantidad de muertos en USA por accidentes con armas de fuego, si pueden ver el video háganlo, un buen tema que se incluyó en “The Beavis And Butthead Experience”. Y uno de los pesos pesados, el cover de Sabbath, “Paranoid” (Extraído del glorioso “Nativity In Black”) en donde la banda da la impresión de zapar y lo logra… el grito del final de Mustaine recriminando a Menza es real y parece que había perdido el tempo del tema. “Diadems” parece otro sobrante de la cuenta regresiva a la extinción, fue parte de la banda de sonido de “Tales From The Crypt Presents Demon Knight”. Y cierra la cosa un discreto cover de “Problems” (Sex Pistols), un tema nunca antes lanzado pero que ni supera al que hicieron de “Anarchy In The UK” del glorioso “So Far, So Good… So What!” que era el tema flojo de ese álbum. Una interesante compilación de temas, también despareja para seguir la nueva tradición de Megadeth… y ojo que se estaba empezando a hacer tendencia….

Calificaciones: 7.5 y 8 respectivamente.

MEGADETH “Countdown To Extinction” (1992, Thrash Metal)


Otro lanzamiento del “Colorado” que adquiero en el momento de su lanzamiento. Volviendo un poco a esa época hay que recalcar ciertos aspectos antes de hablar de esta “Cuenta regresiva hacia la extinción”. Para aquel momento se consolida la nueva formación, Mustaine produce el disco nuevamente con Max Norman (El resultado es excelente, pero distinto al de “Rust In Peace”). Metallica en 1991 edita su álbum negro reformulando exitosísimamente su estilo llegando al #1, ventas multiplatino videos en todos lados, reconocimiento masivo, y se transforma “a nivel mercado” en la banda de metal más grande del planeta del momento (les guste o no ese disco). Mustaine debe haber acusado recibo del éxito de su ex banda y para esta ocasión decidió mover fichas nuevamente como cuando grabó “Rust In Peace”. “Countdown…” suena bien, hay tracks muy buenos pero se nota un lavado masivo de adrenalina y vértigo en todos ellos, más un tremendo refuerzo en el gancho para sus temas y un sonido muy muscular/dinámico que enfatiza la contención en pos de la pesadez. El bajo de Ellefson marca el pulso y a mí entender es la gran figura del disco: nunca lo escuché tocar así. Así tenemos temas muy buenos con ESTRIBILLOS reforzados a la enésima caso de “Skin O’ My Teeth”, “Foreclosure Of A Dream”, el tema título (Excelente realmente), y nuestro archiconocido “Symphony Of Destruction” con su riff famoso y ESTRIBILLO. Dave debe haber creído que con un thrash menos lascerante nutrido de mayor melodía más el archimencionado gancho iba a lograr lo mismo que Metallica pero no pudo. En el CD hay temas realmente buenos (Los mencionados), otros descomunales como “Ashes In Your Mouth” (Para sacarse la galera ese riff de arranque te estrola contra la pared), bien thrashero y ganchero rematado con un Menza descociendo la bata, el interesante “High Speed Dirt” en donde la banda se suelta más de la estructura PUENTE-ESTRIBILLO-PUENTE, pero otros son “discretos” y hasta te hacen perder un poco la atención de la placa.


Primer disco de Megadeth a mi entender en donde se da esta irregularidad y se sienten disparidades entre los temas. “Architecture Of Aggression” por ejemplo y “Sweating Bullets” (Un coqueteo con el Jazz que a mi no me compró, y Dave haciendo agua con la voz… arranca a la vieja usanza para luego pasar a su voz más finita), “This Was my Life”, “Captive Honour”, “Psychotron” se quedan a media agua y cumplen, están OK. Entonces pasa lo que no ocurría con los otros cuatro, ponés play y arrancan dos temas muy buenos, se entra en otro aceptable para luego ir y venir con esa dinámica. Así y todo lo mejor del “Countdown…” son las FORMIDABLES ejecuciones de los cuatro músicos que la ROMPEN, en especial Dave Ellefson y Marty Friedman, que acá me gusta más aún y mete excelentes solos, las composiciones buenas mencionadas, el interesante sonido logrado y la búsqueda de Mustaine de no repetir un disco y seguir buscando variantes al no querer volver al pasado más furioso, esto ya confirmadísimo. Un disco que iniciaría a toda una generación de fans de Megadeth (Según escuché muchos arrancaron con este y el sucesor “Youthanasia”) y obtendría una repercusión notoria… pero los viejos fantasmas adictivos de Dave volverían contra el al ver que Megadeth llegó al segundo puesto y Metallica al número uno (Esto recalcado por el en reportajes, se sentía molesto al respecto). Una pena porque “Countdown…” es realmente bueno pese a los baches, no hacen que sea un traspié ni activan el relojito de conteo: se ve un Megadeth que busca nuevos horizontes bastantes lejos de extinguirse.

Calificación: 7.5/10

lunes, 7 de marzo de 2011

BLESSED DEATH “Kill Or Be Killed” (1985, Thrash/Speed Metal)


Blessed Death es/fue una banda under, de esas figuritas dificiles y ocultas que estuvieron siempre en ese estrato durante la década de los ochenta. En lo personal los descubro allá por el 2006 charlando de bandas thrash viejas con un músico. ¡Ni los junaba!. Con el dato puesto, bajé los discos, me interesaron y compré las ediciones digipack (Y van) del sello polaco Metal Mind (Numeradas y limitadas a 2000 copias, ver fotos). Oriundos de Old Bridge, Nueva Jersey, formaban parte de una ciudad con tradición en el metal y en donde recalaba la famosa “The Old Bridge Metal Militia”, una comunidad de fans que albergaba a bandas que visitaban la ciudad. Slayer y Metallica llegaron a tocar en sótanos para ese grupo de incondicionales seguidores y fueron huéspedes por aquellos años. Este quinteto es fichado por Megaforce quién les edita el disco. La banda de entrada cuenta con una producción cruda, y el estilo músical es interesante/muy personal pero a la vez un tanto difícil de digerir a primeras escuchas. Por un lado tenemos al vocalista Larry Portelli que canta furioso pero de a momentos manda unos falsetes que te destrozan el oído como no te lo vas a imaginar (Jamás escuché algo igual, Halford mordido por un perro rabioso y me quedo lejos). A la vez en lo que a música concierne, son un híbrido del primer Exciter con el primer Metallica… pero hay más cosas en el tintero.


BASTANTE de Black Sabbath con matiz thrasher en “Into The Ovens”, “Kill Or Be Killed” y ni hablar en “Napalm” donde las violas tributan alevosamente al Iommi de los 70s, más volcados al metal tradicional en el tema que tributa a sus camaradas (“Knights Of The Old Bridge”), speed/thrash hecho y derecho en “Melt Down” y “Pig Slaughter” (Agarrense con los chillidos de Larry…). Si bien predomina el thrash la mencionada voz de Portelli es rara pero atractiva, los solos a la vez son muy sencillos pero los temas tienen cierto “encanto raro”. Esto tenés que escucharlo si te cabe masomenos el speed/thrash de esa gloriosa época. Las violas de Nick Fiorentino y Jeff Anderson son aceptables y como ya dije, en los sólos es donde quedan exhibidas cierta falta de recursos o hay intención de sonar muy sencillos. En “Blessed Death” (El tema, que dicho sea de paso es el más extenso de los nueve) hay unos riffs con un no se que a Led Zeppelin thrasheado (¿?) desarrollando más el aspecto músical y bajando un tanto la velocidad para así lograr un punto destacadísimo del CD. La cuestión es que escuchás el CD y es una banda distinta, por momentos rústicos pero interesantes, en otros inspirados pero crudos, mientras Portelli larga los falsetes que son hiperagresivos (Y pueden incluso molestar a alguien habituado en el metal, ojo). Así que si los abordás: paciencia, a escucharlo con detenimiento y no mientras chequeas el correo electrónico o boludeas en el MSN. Una banda por momentos desconcertante y por otros sale a matar sin ser matada en el intento…

Calificación: 7.5/10

ANNIHILATOR “In Command (Live 1989-1990)” (1996, Thrash Metal)


La primera vez que lo escuché fue allá por 1999. Un pibe que laburaba en un bar me lo copió, nos intercambiábamos ciertos CDs copiados. Nunca había podido dar con el original hasta que la justicia llegó por EBay hace dos meses: un Sueco lo vendía usado y le hice “una oferta que no podría rehusar” (Mi tributo a Vito Corleone, “El Padrino”). La satisfacción de ser coleccionista, un “pendiente” menos. Fue una emoción tener este original tan preciado por mí en mis manos. Los primeros días debo confesar que lo escuché bastante y sentí nostalgia por el fuego y calidad que tenía la banda en esos trabajos. Este CD contiene temas en vivo de sus dos mejores discos, “Alice In Hell” y “Never, Neverland”. Se divide en dos ya que un show es en el Ritz de Nueva York (11 de Noviembre de 1989, gira de “Alice In Hell”) y el otro en San Antonio, The Showroom (2 de Noviembre de 1990, gira para “Never…”). Ya sabrán que en un disco canta Randy Rampage y en el otro el ex Omen Coburn Pharr, dos vocales muy distintos. Yendo a las performances, Annihilator en vivo suena casi exactamente al de los CDs, lo cual no es poco. En el show neoyorkino se aprecia a un Rampage con su voz especial más prendido fuego, arengando a la gente al “pit” (pogo). El sonido es muy bueno, se suceden clásicos como “W.T.Y.D.”, “Ligeia” y “Alison Hell” en versiones super thrashers.


El show en San Antonio tiene menos calidad de sonido (Se escucha más al público y se me hace que como fue grabado tuvieron que bajar cierto rugido constante de la audiencia). Pero Pharr canta más nasal que en estudio o al menos en vivo no me encanta tanto como en el CD, y tiene menos onda con la gente que su antecesor. Pero que tomas de “The Fun Palace”, “Stonewall” y “Sixes And Sevens” (Con ese riff machacoso que te corta al medio). ¿La sorpresa y el punto más alto acaso?. El cierre con un EXCELENTE cover de AC/DC de “Live Wire”. Pharr capta el espíritu de Bon Scott y los músicos suenan a AC/DC sin dejar de ser Annihilator. Geniales. Este CD le va a interesar sólo al fan de Annihilator ya que es lo mejor de esos dos gloriosos discos, dos caras de ese período en donde tenían el total comando de la banda (Aunque todos sabemos que la banda es el guitarrista + 4).

Calificación: 8/10

domingo, 6 de marzo de 2011

MEGADETH "Rust In Peace" (1990, Thrash Metal)


Otra review que venía postergando por motives dispares y agárrense porque acaso a muchos no “les agrade”. Como sabrán escucho Megadeth desde los 16 años, cuando me sacudieron primero con “So Far, So Good… So What!” y luego me compré el cassette de “Peace Sells… But Who’s Buying?” ya que empecé por el tercer disco y no por el segundo. Imaginen que arranqué desde ese entonces con Megadeth. Década de los ochenta, además de escuchar Iron Maiden y cosas como Twisted Sister, KISS, W.A.S.P., bandas como Metallica, Slayer y mismo Megadeth me explotaron en la cara. Fue todo un cambio para mí: En esos años el thrash metal sonaba como una bomba nuclear a comparación del metal tradicional y ni hablar del hard rock, lo cual me marcó a muerte. Por aquellas épocas bandas como Iron Maiden y Judas Priest empezaban a declinar (Aunque Judas luego saca "Painkiller", hablo de mi adolescencia en donde editaron "Ram It Down"), y las ya mencionadas Metallica/Slayer y… Megadeth sacaban sus obras maestras (Para mí la obra maestra de Megadeth es “So Far, So Good… So What!" junto a "Peace Sells...") . Megadeth se ponía a tono con los dos discos que mencioné, con un thrash para nada ortodoxo, retorcido, "jazzero", lleno de cortes y cambios de rítmos con un Dave Mustaine que gruñía las letras (Sobretodo en “Peace Sells..”), y poseían una increíble RABIA amalgamada con riffs MEMORABLES que los diferenciaba de Metallica (Más directo) y Slayer (Palero y masacrador). Les cuento además que este “Rust In Peace” fue uno de los primeros CDs que adquirí en mi vida. Pero… ¿Por qué con los años el disco alcanzó tamaño status cuando para mí solo es un MUY buen disco de Megadeth?. Gente que escribe en revistas diciendo que lo escucha todos los días, que es la perfección, que hacen “air guitar” con sus temas y hasta denostan a su antecesor que – insisto para mí - lo supera por donde lo mires (Excepto en el rubro sonido). Todas estas preguntas me las vengo haciendo desde 1990 ya que lo escuché en el año de su lanzamiento. Y 20 años después no encuentro respuestas salvo que también hay personas de mi edad a las que le pasa lo mismo. Me aventuro a arriesgar que en “Rust In Peace” Megadeth ganó gancho, musicalidad, Mustaine cambió su forma de cantar, pero se dejó en el camino esa RABIA cruzada de riffs trabados que tanto me volaba la cabeza. Dicha rabia acá se transformó en adrenalina y vértigo, en este disco chorrean a torrentes. Y hay muy buenos riffs sin lugar a dudas, desde “muy lindos y con gancho” caso “Lucretia”, “Hangar 18”, “Tornado Of Souls” y “Five Magics” (Este un gran tema), hasta a la yugular como en “Holy Wars… The Punishment Due”, “Take No Prisoners”.


Para este disco Megadeth optar por musicalizarse más y redondear temas con más gancho en pos de menos "retorcimiento". El resultado sin dudas es muy bueno, los cuatro músicos brillan y no hay un solo tema malo. La cuestión es que eso que tanto anhelaba antes se vaporizó. Aquí comienza un nuevo grupo y muy probablemente no lo adviertas si te bajaste el disco o si tenés menos de 30 años ya que no “viviste” el Megadeth anterior y “te lo contaron”. Muchas veces los discos cuando los escuchás en su momento cambian la apreciación y uno viene secuenciado en el tiempo por estos lanzamientos. Y a mi me pasa con Megadeth. Disfruto mucho de este disco (Tremendamente sobrevaluado por la prensa y fans insisto, un muy buen laburo y paremos la moto muchachos). Se fue Jeff Young (A mi entender el mejor violero que tuvo Mustaine a su lado - inserte su puteada acá pero primero véase el video de Megadeth en Essen 1988 y lo discutimos - ... Supuestamente por querer levantarse a la novia de Mustaine) y Chuck Beehler (Por drogas, se dice…) e ingresó el alemán Nick Menza en la batería (De potente despliegue) y posteriormente el renombrado Marty Friedman (Que no aporta mucho en la composición ya que tenían todo escrito todo cuando el se incorpora). Este line up sacaría discos que para una generación de fans de Mustaine significarían mucho. Volviendo a este “Oxidate En Paz” me quedo con el vértigo de los riffs, el buen gusto de las composiciones, ciertos riffs FULMINANTES (El de “Holy…” que forma de abrir el disco!!!!), pero la voz de Mustaine acá pasa del enojo a un intento por cantar más que no le sienta tan bien A MI ENTENDER. No puedo escuchar esa vocecita que pone al comienzo de “Tornado Of Souls” (Por lejos mi tema menos preferido sin ser malo), o como canta en “Lucretia”. Los demás músicos se despachan con ejecuciones aplastantes, y la producción de Mike Clink junto al “Colorado” mismo es excelente mismo si ponés este CD en pleno 2011. Y para colmo lo mezcló Max Norman, otro capo. Pues debía hablar de “Rust In Peace”. Un disco que para muchos es el mejor de toda la historia del metal y que para otros como yo ni siquiera es el mejor de Megadeth pero si un trabajo muy destacado y lleno de aciertos. Bastante radioactivo: el arte de tapa si que es una genialidad (Ed Repka, otra más y van).

Calificación: 8/10

sábado, 5 de marzo de 2011

JUDAS PRIEST “ ’98 Live Meltdown” (1998, Heavy Metal)




¿Por qué escribo de él tantos años después de haberlo escuchado en su momento y siendo tal vez el disco en vivo que MAS escuché en mi vida?. Al crecer escuchando música fuí aprendiendo que los discos de este tipo en un 95% no son así. Había "sobregrabaciones", correcciones, discos fidedignos de lo que pasó con audio de aire o consola (Los “Bootlegs”), silencios entre tema y tema (¿Es en vivo?), lo cual provocó que empezara a asquearme de todo lo que había escuchado ya que todas las bandas recurren a alguna de este tipo de avivadas. Por suerte ya se me pasó esa apreciación, a excepción de casos alevosos (Como el “Alive III” de KISS) puedo volver a apreciar un CD en vivo. Con este ya que tengo el bootleg del show en video (Con el sonido de aire) puedo opinar con más fundamento, si hay truquitos son pocos y el disco REPRESENTA al renovado Judas Priest etapa “Jugulator” junto a ese gran cantante que reemplazó a Rob Halford llamado Tim “Ripper” Owens. Ya en “Jugulator” demostró que era EL reemplazante, en vivo ni se mosquea al cantar clásicos del calibre de “Electric Eye”, “Metal Gods”, “The Sentinel” y en especial “Beyond The Realms Of Death” (Que versión). En todos los “clásicos”el tipo te deslumbra si bien en los temas de “Jugulator” hace lo que quiere con su garganta (Ej: “Bloodstained”).


El es la figura pero los Priest se renuevan con el sonido, más volcado a una cruza de un Megadeth furioso, algo de Slayer y otro del Judas Priest tradicional. La afinación es más baja y los temas suenan más graves/pesados, totalmente demoledores. Tipton y Downing escupen riffs semi thrasheros, Scott Travis y Ian Hill para variar componen una base rítmica que es la Muralla China. ¿Cómo mierda no emocionarme si en el medio de “You’Ve Got Another Thing Coming”, Owens hace jugar al público arengándoles a que griten “Metal! Metal Metal”, o con los dos tiros de gracia con el cual cierra el CD (doble): “Hell Bent For Leather” (Que escupe fuego) y una versión con esteroides de “Living After Midnight”. El único punto flojo que encuentro es la inclusión de “The Green Manalishi”, un tema y cover que nunca me voló la cabeza, y que pese a todo, acá es otra bomba. Podrían haber metido otro tema de Priest en su lugar. Si no escuchaste este disco en vivo, hacelo: considero que pese a que en su momento no se habló mucho de el (Reemplazar a Halford y editar “Jugulator” no fue bienvenido por mucha gente), en todos los temas chorrea lava y los oídos te arden.

Calificación: 10/10

viernes, 4 de marzo de 2011

BURDEN RAGE "Walk Over The Crushed Skulls" (DEMO, 2011, Death Metal)


ENGLISH: (Review en español, leer más abajo)

This demo is the glory, much better than the first one (Reviewed on this blog too). A band from my country (Argentina) that have a really high level of musicianship. Not usual here!. More aggressive, old school oriented without lack modern touches, and some intrincated stuctures. Four brutal tracks than brings you the sensation of have more, the tunes really hook you with brutality. Pablo Toirán and Ignacio Vulcano attack constantly with their guitars, and Gonzalo Shawn growl is deeply dark. Fans of traditional death metal plus some accoustical moments and really great arrangements, don't miss this guys. One of the best three demos that I've heard in my life. They are destined to be signed on a international extreme metal label, they deserve it really. The band give their permission for free download. Just click below and enjoy it.

http://www.mediafire.com/?x53nrrg19tr3etc


And check their MySpace:

http://www.myspace.com/burdenrage


Rate: 9/10

Español:

Este demo es una masa, mucho mejor que el primero (Revisado también en este blog), con una banda que tiene un nivel de musicalidad poco usual en Argentina. Los temas son más agresivos y orientados a un sonido de vieja escuela sin dejar de lado cierto enfoque moderno, y se agregan intrincadas estructuras en ellos. Cuatro temas brutales que te dan ganas de pedir más, y te enganchan a pura furia.. Pablo Toirán e Ignacio Vulcano con sus violas atacan constantemente, y el growl de Gonzalo Shawn es profundo y oscuro. Fans del death tradicional más arreglos elaborados, no se los pierdan. El sonido es excelente. Uno de los mejores tres demos que he escuchado en mi vida. La banda ha dado permiso para su descarga, por ende si estás interesado clickeá en el link que está aquí debajo

http://www.mediafire.com/?x53nrrg19tr3etc


MySpace:

http://www.myspace.com/burdenrage


Calificación: 9/10

jueves, 3 de marzo de 2011

MICHAEL SCHENKER GROUP en ARGENTINA (The Roxy Club, Domingo 27/2/2011)


El hecho remarcable del evento: Al terminar los bises faltaba un tema, la banda se retira y TODO el Roxy empieza al girto de “Doctor Doctor!”. Schenker frena la retirada mira a la audiencia, se encoge de hombros sonriendo y toma de nuevo el escenario bajo una ovación ensordecedora.

Lista de Temas (¡¡¡Gracias Silvana Setti por proporcionármela!!!)

1. Armed And Ready
2. Cry For The Nations
3. Let Sleeping Dogs Lie
4. Are You Ready
5. I Want You
6. A Night To Remember

(Solo Carmine Appice)

7. Into The Arena
8. Lost Horizon
9. Rock My Nights Away
10. On And On
11. Attack Of The Mad Axeman
12. Lights Out (UFO)

Bis:

13. Rock Bottom (UFO)
14. Doctor Doctor (UFO)


Michael Schenker nos ametralla de talento (Foto: Martín Gasa)

Un domingo a la noche muy agradable a nivel clima. No conocía el Roxy por ende me llevé una grata sorpresa. De afuera parece un pub cheto pero dentro es muy confortable tanto en decoración como en comodidades: hasta había seis splits operando para hacer suerte de ventilación y no pasamos mayores sofocones. Unas 350 personas no llenaban el recinto con lo cual uno podía apreciar cómodo el show, procedí a ubicarme casi al lado de la valla, a masomenos dos metros de los músicos.



Schenker poniendo segunda (Foto: Martín Gasa)

Michael Schenker es una LEYENDA no apreciada como tal. Brilló en UFO, tuvo un inicio de carrera solista brillante, y luego su carrera fue por decirlo errática (Vueltas a UFO, solistas no tan buenos otros si, problemas con alcohol y drogas arrastrados de UFO).


Michael Schenker Group en acción (Foto: Martín Gasa)

Aquí el nombre pesa mucho más que la banda – algo que acaso hizo que el MSG no la terminara de pegar como BANDA -, y como guitarrista te comento que seguro que influyó a algún violero de tus cinco bandas favoritas. Deep Purple y Ozzy lo quisieron reclutar (por mencionar dos instituciones) y el se negó. Así y todo siempre su real talento fue subestimado por los fans pero vanagloriado por los músicos y el público de rock más “entendido”.


Pichón de Pete Way (Foto: Martín Gasa)

Y eso vi en The Roxy. Gente grande (Algunos se acercaban a charlar al ver que tenía una remera de Thin Lizzy, y hablábamos de rock de los 70s), algunos papis con sus críos con remera de Iron Maiden, y un clima por sumo distendido. A eso de las 10 sale la banda a full con “Armed And Ready” y “Cry For The Nations” (Los dos primeros temas… del primer disco!). Sabía que no venía Gary Barden, en su lugar estuvo el sueco David Vanlanding que parece un Vince Neil actual europeo a nivel imagen. Vocalmente no es gran cosa, pero tampoco es malo. Me pasa lo mismo que con Gary Barden, ni fu ni fa, pero lo acepto.


David Vanlanding (Foto: Martín Gasa)

El resto de la banda la conformaban un violero/tecladista que parecía Dime Darrell resucitado (¡Hasta en las bermudas, viola, y pelo largo con rulos!, chequeen las fotos) llamado Wayne Findlay, un bajista pendejo pichón de Pete Way (Desconozco como se llama), y "un tal" Carmine Appice en la batería. De entrada el diablo metió la cola con el sonido, aunque el público (me incluyo) estaba deslumbrado por LO QUE TOCA Schenker. ¡La puta madre!. Cuanto sentido de la melodía, como riffea, los solos son una introducción-nudo-desenlace hermoso, lleno de recursos, y no abusa de recursos. Su viola estaba muy por arriba, pero todos ¡Lo fuimos a ver a el!. El teclado del "Falso Dime" casi ni se escuchó y la voz del sueco estaba muy baja. La bata estuvo OK en volumen y cuerpo al igual que el bajo.


Wayne Findley con el bajista y Vanlanding (Foto: Martín Gasa)

Un set muy compuesto por los dos primeros, más cosas de algún solista reciente, y la gente sin estar prendida fuego vitoreaba la banda que tocó una hora y cuarto aproximadamente. Las composiciones que más me pegaron fueron “On And On” (Mi tema favorito), la sorpresa de “Rock My Nights Away” (De "Built To Destroy"), y el potente instrumental “Into The Arena”, que tuvo como antecesor un muy buen solo del experimentadísimo Carmine Appice. Un batero que esa noche usó mucho el “China” para ejecutar los temas. Las restantes canciones estuvieron muy bien interpretados (No le pidas escena a Michael y a su banda: acá la música es lo que cuenta), pero el sonido a veces se empastaba, la viola de Findley era casi inaudible (¡Para colmo el dueño del circo la tenía bien a tope como ya mencioné!), y un plomo corria de acá para allá bajo las indicaciones de los músicos y eso no ayudaba a apreciar al 100% la cosa. En lo personal me hubiera gustado apreciar los teclados de Findley (La musica de MSG tiene excelentes partes de teclados, recordemos que tuvo al ex UFO Paul Raymond entre otros en su banda), que fueron casi INAUDIBLES salvo en ciertas introducciones de temas.

Dimebag Darrel resucitado ... perdón, Wayne Findley (Foto: Martín Gasa)

Queda claro que la audiencia se ceba con los temas de “MSG” y “Michael Schenker Group” (O "MSG II" como algunos le llaman)… y los de UFO!!!!. Lastima que el arranque de “Lights Out” en los primeros 20 segundos fue una bola de ruido indistinguible y la gente no la pescó, al reconocerla al acomodarse el sonido el publico levantaba los brazos, agitaba sin mucho bardo, la cosa se ponía más picante. La banda se despide… Y tiran un bombazo con “Rock Bottom". Ahí si la gente terminó de excitarse. Se van de nuevo… y TODO el lugar bramaba “Doctor Doctor!”, Schenker se ríe, mira a su banda onda “No nos vamos un carajo”, mira a la gente y sin decir nada nos dice “Bueno, me quedo y la toco”.


La banda ya desgranando temas de UFO (Foto: Martín Gasa)

El rugido del público fue tremendo festejando la humorada de Schenker (Un tipo más serio que Santo Biassatti). Y vino el tema con todos nosotros adelante saltando y Vanlanding realmente sorprendido por la gente, y cantando su mejor tema de la noche. Y llegó la hora de despedirse, los cinco saludan, Carmine tira parches, y lo vimos a Schenker. Un muy buen show en donde el violero demostró quién es, los temas bien seleccionados y ni los problemas mencionados llegaron a eclipsar la cosa. Es que estoy muy seguro de que sus fans lo van a ver a el, y no a su banda. Y Schenker demostró que es de los mejores (Además de ser mi guitarrista favorito). El Roxy fue una fiesta de hard rock con mucha melodía y polenta.

Gracias Michael. Hasta SIEMPRE. De un fan tuyo.


Vanlanding y Schenker agradecen al público (Foto: Martín Gasa)

Calificación: 8/10