jueves, 24 de abril de 2008

BOKRUG “Ancient Horrors And Bloody Visions” (2008, Brutal Death/Grind)

BOKRUG:

"Deidad reptílica de piedra adorada por las extrañas criaturas que los humanos masacraron para erigir una ciudad en "La Maldición que cayó sobre Sarnath", de H. P. Lovecraft".

La primera vez que escuché este CD me encontraba en la cama, enfermo. Situación ideal para azotarme con buen brutal death/grind que es lo que logra Alejandro Nawel (Vocalista, Guitarras, Bajo y Programación) con estos “Antiguos horrores y visiones sangrientas”.

Bokrug no se complica y va al grano: Horror, brutalidad, sangre, mismo en los agradecimientos se incluyen a H. P. Lovecraft y Edgar Allan Poe.

Los primeros seis temas de este CD fueron grabados en Abril del 2007.

Una intro macabra muy en la vena de los mejores climas “lovecraftianos” que hacen de interludio en el “Domination” de Morbid Angel abre las hostilidades. Mejor título imposible: “Overture”.

“Nightmares Of The Insane” juega con los tiempos rítmicos de la base y hasta machaca con alguna guitarra promediando el minuto de tema. El sonido de bajo en “El Talismán de los muertos” recuerda al de Shane Embury en sus primeros años de Napalm Death.

Más guitarrazos viscosos y mugrientos en “Bloody Tale”: el riff de 0:19 a 0:27 es sencillamente tenebroso y pestilente.

“Bajo los mares” tiene consigo bastante del primer Carcass amalgamado con un death metal, en donde la premisa rítmica de ir “lento” para luego pegar “estocadas de velocidad” es efectiva al cien por cien, todo esto rodeado por un ejercito de guitarras muy densas que adrede crean atmósferas macabras y tremendamente siniestras.

En resumidas cuentas, riffs hiper graves con tonos sumamente oscuros, más distintos matices de voces “podridas”, tiempos de batería que van desde el frenesí hasta el repiqueteo controlado (pero aniquilador) hacen de este CD una carnicería sónica.

No es descabellado mencionar que algunos temas recuerdan en algo al Mortician de “Hacked Up For Barbecue” y la innegable influencia del primer Carcass y cosas del primer Death (Bandas a las cuales Nawel agradece en el librito).

El excelente cover del clásico de Death “Denial Of Life” te estampa contra la pared (La voz de Nawel es muy gutural) por su enfoque palero, y hace de “divisoria” en esta parte del trabajo ya que los temas que preceden corresponden a grabaciones del año 2005.

Los mismos son un tanto más cortos – aún más crudos y “sacados” – puesto que entre otros factores su brevedad les confiere una suerte de estocada plus, palo y a la bolsa con “Sarnath Part II”, una trituradora de huesos que de 0:40 a 0:56 te sorprende con un distintivo riff machacante y cambio de ritmo.

Otros son más controlados como “Blind Gods”, pero no obstante siguen con la efectividad de la misma (destructiva) fórmula: darte la sensación de que un yunque tirado a 30 metros de altura cae en el centro de tu cráneo. Hay experimentos disonantes sintéticos en tiempo como “Whispers From The Graves”.

Más masacre y huesos rotos de la mano de “Crown Of Guts”, corto y destructivo. Breves, violentos y sin consesiones: así se suceden los temas. “Ashes And Bones” tiene una rítmica curiosa, que coquetea entre el machaque seco y el tempo del thrash metal tradicional.

La divisoria que hace el cover de Death no hace que haya una significativa diferencia ya que la brutalidad no decae y los temas se suceden sin misericordia , como puñalada de turco. Acaso los más viejos sean marcadamente intensos y directos a comparación de los pertenecientes al 2007.

Como Bonus Track se incluye su “Promo 2005”, en donde ya la música taladraba tímpanos a más no poder. Escuchar “Claws Of Mandness” y “Three Circles Of Blood” es similar a poner tu cabeza en una prensa.

¡Cuanta brutalidad, tripas y masacre sin piedad!. Y el tiro de gracia es un tributo a la banda que más peso tuvo al influir el sonido de Bokrug, una versión letal de “Pyosified (Still Rotten To The Gore)” en donde Nawel excelentemente hace los dos juegos de voces característicos de la agrupación británica.

Bokrug lo logró. Ni les cuento del diseño del libro y arte de tapa. Pero que mejor frase para resumir la esencia de este CD. “Cuando no haya más lugar en el infierno… los metaleros muertos caminarán la tierra” (Incluída en el libro, ver foto a continuación....).


Un auténtico viaje a las más profundos abismos, con destrucción sónica garantizada.

Interesados en adquirir el material

http://www.bokrug.esp.st

Calificación: 8.5/10

martes, 22 de abril de 2008

TWISTED SISTER "Love Is For Suckers" (1987, Hard Rock)


El creador de este blog es un incurable fan de la banda, la imparcialidad es un tanto difícil de lograr. Este disco me recuerda mis 15 años ya que lo escuché en 1987 cuando se editó en cassette nacional. Luego del “traspié” comercial que significó “Come Out And Play”, el baterista A. J. Pero deja el grupo y su puesto lo ocupa Joe Franco (Ex Good Rats).

La banda se tomó más tiempo del debido para encarar el trabajo y el clima de crisis seguía flotando. El golpe que significó la bajada de popularidad a causa del trabajo anterior había dejado heridas abiertas. Dee Snider estaba componiendo mucho material para un posible disco solista, junto a Ronnie LeTekro (T.N.T.) y otros músicos como el ahora popular violero Reb Beach (Winger, Dokken, Whitesnake, etc..). Quién sabe si tenía planificado tomarse el palo antes de grabar este álbum.

Si bien siempre fue el compositor de TODOS los temas de la banda era de esperarse que lo que estaba “encanutando” compositivamente fuera diferente. Al final, “Love Is For Suckers” terminó compuesto por ese material que Dee tenía como as en la manga. A la vez la banda se desprende por completo de la imagen andrajosa y el maquillaje, adoptando un look más hard rockero en la estética. El disco es tan bueno como “Come Out And Play” y hasta más hómogeneo. No hay baches como covers incoherentes, o artistas de fuste invitados para apuntalarlo (Salvo integrantes de Kix y Reckless, bandas apadrinadas por ellos).

Esto es hard rock ardiente e intenso que destila potencia y solidez de la mano de violas que raspan (Jay Jay French y Eddie Ojeda no serán virtuosos pero el tándem siempre dio dividendos), más otros factores que apuntalan a la banda. Que mejor tema para iniciar las hostilidades. “Wake Up (The Sleeping Giant): te despierta con esas violas vibrantes y batería contundente. A Joe Franco no le pesa en absoluto el legado de Anthony Jude Pero: tiene una pegada IMPRESIONANTE, muy en la vena de Eric Carr (R.I.P., KISS), y le da una potencia inusitada al resto de los músicos siendo el que más se destaca en toda la entrega (Tengo mi sospecha de que la sangre fresca surtió efecto para reanimar a los restantes cuatro músicos).

“Hot Love” fue el single y video promocional, sin ser un descarte, cumple con su coro ganchero e intención más comercial. El tema título es a dientes apretados y un momento remarcado de la placa. Dee canta mucho más enojado que en discos anteriores (¿Efecto de los sinsabores de los ultimos años?). “I’m So Hot For You” es muy en la vena del KISS de los ochentas, pero Stanley/Simmons hacen mejor este tipo de cosas que Twisted Sister, cosa que queda en manifiesto con este “track”.

Pero vuelven a castigar con una trompada al mentón de la mano del excitante, energético y electrizante “Tonight”: la base rítmica Franco/Mendoza se lleva las palmas con una solidez y rítmica APLASTANTE, y vuelve a suceder lo que ya mencioné: los restantes se contagian de ella y se encienden en las interpretaciones logrando uno de los mejores momentos de este trabajo. “Me And The Boys” posee un muy rockero riff de inicio, con un aire más fiestero sin dejar de lado la pesadez amalgamada con el feeling rockero. Y si de rock and roll hablamos, la rematan con “One Bad Habit” que les sale redondito como tributo al género. El disco cae en un impasse con los apenas aceptables “I Want This Night (To Last Forever)” y la balada de turno (Con título 300% predecible) “You Are All That I Need”.

Cierran con “Yeah Right!” (El mejor tema por lejos), que con su intento de variar sin dejar de ser ellos mismos recuerdan yeites de “Stay Hungry” cruzados con coros “de tribuna”, el tema se te pega como chicle y muy seguramente el oyente luego de la primera audición se tiente con ponerlo de inmediato. Una JOYA. Lamentablemente Atlantic no los promocionó ni movió un dedo para apoyar este lanzamiento, las ventas fueron aún más “paupérrimas” que las de su antecesor. La banda con un muy buen disco quedó en el limbo rehén del sello que allá en su exilio inglés les había ofrecido contrato de grabación en 1982 cuando se los negaban en su propio país.

Twisted Sister se transformó en el “Titanic” y su crónica la de una muerte anunciada con. Dee Snider dejó el grupo tras un par de shows lo cual fue la sentencia de muerte, el tiro de gracia. Atlantic creó una mina de oro, la exprimió y la tiró a la basura. La banda cayó en la trampa y cuando se avivaron fue muy, muy tarde. Se separaron muy silenciosamente, casi nadie lo notó allá por 1987 mismo.

Nota aparte para la tapa: totalmente de cuarta (Ver arriba, verla en vinilo provocaba asco). Idem el título (Traducido al español algo así “El amor es para los babosos/tontos”).

Pero la música saca las castañas del fuego, más dos o tres temas excelentes, hacen que este disco sea un recomendado pese a los efectos engaña pichangas mencionados al inicio de este párrafo.

Fue el réquiem de una banda que pocos supieron entender musicalmente por culpa acaso de ellos mismos que cayeron en la trampa de un sello que les sacó buena parte de su pasado aún más pesado (Pero con elementos andróginos) hizo pesar más la estética que lo que más importa: la música misma que acá estremece y mucho.

Calificación: 8/10

sábado, 5 de abril de 2008

GANG GREEN "Can´t LIVE Without It" (1990, Hardcore/Crossover)


Gang Green fue una agrupación oriunda de Boston que en sus primeros años conformó el lote de bandas de hardcore surgidas en esa ciudad. Tras constantes cambios de alineación, algunos EPs, y una separación provisoria, lanzaron su primer álbum titulado “Another Wasted Night” (En donde participa entre otros guitarristas Anthony Nichols quién posteriormente seguiría con su banda de thrash metal Meliah Rage). Terminan llamando la atención de la gente del sello Roadrunner, quienes les lanzan tres discos más (“You’ve Got It” y “Older... Budweiser”) pero con un hardcore bastante más dosificado y acaso más “metálico”. Otro punto a destacar son las letras: cerveza, cerveza... y por allá barman sirvame 4 cervezas más. El último disco sería justamente este “Can’t LIVE Without It”, un disco en vivo grabado en el legendario Marquee Club de Londres.

Al ver el arte del CD uno se puede imaginar pogueando salvajemente junto a publico bien al mango, o atajando a una horda de stagedivers que no paran de catapultarse desde el escenario En la contratapa se ve a un fan literalmente volando por sobre la audiencia (Ver foto más abajo). Y tanta intensidad visual tiene su correlato con lo que Gang Green desata en las tablas: son mucho más aguerridos que en estudio, acaso más punks y directos. La selección de temas se centra en los discos de la época “Roadrunner” (“You’ve Got It” y “Older... Budweiser” a la cabeza con el agregado de dos tracks del comiquísimo EP “I81B4U”), sin dejar de lado clásicos de su disco debut (“Another Wasted Night”) y temas de EPs antiguos.


El comienzo es enardecedor: la oda a la cerveza de “Lets Drink Some Beer” sin parar desemboca en “Bartender” y el encendidísimo “Lost Chapter”. Ya con sólo tres quedás electrocutado. El guitarrista/vocalista/fundador Chris Doherty ladra las letras mientras aporrea la viola sin asco. Sigue la parranda y el descontrol con “We Can Go”, en donde en una parte del tema Doherty menciona a bandas amigas de parranda: D.R.I., Motorhead, Murphy’s Law, Nuclear Assault y Meliah Rage (Anthony Nichols tocó un tiempo en Gang Green y participó de las grabaciones de "Another Wasted Night").

Otro momento de máxima adrenalina es “Born To Rock” (Mucho más salvaje que la toma en estudio), y lo mismo se aplica para el resto de los temas. Doherty habla poco y nada, y la banda da masa casi sin parar. Acaso lo mejor del grupo a nivel musical sea la base rítmica que conforman Brian Betzeger (Batería) y Josh Pappé (Ex – D.R.I.), las violas de Fritz y Chris Doherty son crudas y directas. Y cierran con su himno característico “Alcohol” (Nuevamente mucho más intensa que la versión de “Another Wasted Night”).

Si no escuchaste a esta pandilla verde gangrenosa, conviene empezar por acá. No sólo festejan beber mucho: saben como hacer que el público “No pueda vivir” sin poguear y saltar del escenario.

Calificación: 8.5/10